Lygia Fagundes Telles vida y obra

Lygia Fagundes Telles vida y obra

Brasil. Una amiga en la equidistancia me indicó a Lygia Fagundes Telles, a modo de enlace del pasado inmediato con el inmediato futuro; pasado, presente y futuro, ella, ya centenaria casi. Conocía yo su nombre y alguna circunstancia vital. Nació en São Paulo de madre pianista, y eso ya anuncia influencias. Su padre era abogado. Ella ingresó en la Facultad de Derecho del Largo de San Francisco, Universidade de São Paulo. Espacio masculino de reminiscencias literarias y, dentro de lo literario, modernistas. Por allí pasaba Pagú para ir a las clases da Escola Normal. Joaquín Nabuco, Mario de Andrade, Ruy Barbosa, Oswald de Andrade, Castro Alves, José de Alencar y Ulises Guimarães estudiaron en la facultad conocida como la San Francisco: Estado de Derecho, Humanismo, Derechos Humanos. Mito de Libertad y Progreso.

Eça Queiroz

Eça Queiroz

Conocí a Eça de Queiroz por medio de sus novelas, “El primo Basilio “y “El conde Abraños,” leídas en 1973. Editadas ambas juntas por Ediciones Giner de Madrid, en su colección Clásicos Giner Iniciada por Virgilio, seguido de Dante, Cervantes y, además, Tolstoi, entre otros. Eso da una idea de la consideración que la editorial tenía por José Maria Eça de Queiroz, y la que yo recibí ya antes de la lectura.. La traducción, correcta, era obra de Mariano Tudela; y Rafael Morales aportaba un prólogo-ensayo titulado Eça de Queiroz y el realismo portugués. Destacaba a Leiria, al sur de Coimbra, como espacio donde se dio el inicio del realismo en Portugal, cuando José María Eça de Queiroz escribió en esa bella ciudad un esbozo de lo que luego sería El crimen del padre Amaro. Veinticinco años tenía el autor cuando publicó la gran novela, ya licenciado en Derecho. No había perdido el tiempo Eça, realidad más meritoria aún teniendo en cuenta sus circunstancias personales de inicio.